MENÚ
EN
ES
Fisa Group una empresa proveedora de soluciones tecnológicas para bancos y empresas ; Especialistas en Software Financiero , Core Bancario, Banca Multicanal, Digital y Retail Banking; Estamos en Mexico, Panama, Colombia, Peru, Ecuador, Chile, Bolivia, Paraguay, Argentina, República Dominicana, Honduras, Costa Rica y Latinoamérica
/ if /

La banca fija su mirada en las fintech para transformar la industria

Las fintech están moldeando la nueva oferta de servicios y productos financieros. El término viene de la unión de las palabras inglesas finance y technology, utilizado para designar a aquellas empresas que a través de las tecnologías de la información y comunicación buscan generar innovación en la industria bancaria.
La banca ha sido conocida como una de las industrias más tradicionales, en la que los procesos han permanecido prácticamente inmutables, mientras el mayor cambio se ha experimentado en la apertura de nuevos canales de transacción. En su core, las empresas financieras continúan administrándose como lo hacían hace 50 años y, ante un nuevo público que busca una manera diferente de interacción, es necesario evolucionar para mantener la competitividad.
Estados Unidos, India, Reino Unido, Israel y Alemania son los países con mayor cantidad de fintech. Se considera que existen alrededor de 1362 en 54 países alrededor del mundo. Sin embargo América Latina se muestra como un mercado atractivo, en donde México se presenta como el principal líder con 158 startups de este tipo, superando a Brasil que cuenta con 130, Colombia con 77 y Chile con 56: según registra Finnovista en un reporte publicado por Entrepreneur en septiembre de 2016.
Las fintech están dándole forma a la nueva banca.
El cambio viene motivado de la mano de startups que de forma ágil aprovechan las tecnologías emergentes para cambiar los procesos tradicionales y adaptarse a un nuevo mercado que se orienta a la digitalización. Y es un mercado indudablemente atractivo. De acuerdo a la consultora PWC, entre los próximos 3 y 5 años la inversión global en fintech podría exceder los USD. 150 mil millones.
La innovación ha sido la clave para que estas empresas puedan crecer dentro de un océano azul, en el que la banca difícilmente puede competir ya que es muy robusta para moverse al mismo ritmo. Pero ¿es posible que la banca sea reemplazada por las fintech?

De competidor a aliado

Uno de los principales miedos que se ha generado alrededor de las industrias financieras gira en torno a las fintech. Estas empresas pueden responder a la variabilidad del mercado y a las tendencias casi de inmediato, mientras los bancos son estructuras sólidas con procesos consolidados y en los que prima un marco jurídico estrictamente regulado; esto se refleja en un aumento de costos por operaciones y una lenta adopción tecnológica. Esto no implica que las tecnologías financieras estén apartadas de las leyes gubernamentales, sino que participan en segmentos que complementan el trabajo de la banca y aportan con soluciones simplificadas.
Pero en realidad la banca no puede desaparecer, en principio porque es ahí mismo donde se depositará el dinero que generen las fintech. Pero si llegamos a profundizar, es porque son órganos a los que se ciñen leyes y sobre los cuales se consolida la base económica; este es un espacio que ninguna startup podrá llenar. Lo que podría suceder sería una evolución de las organizaciones financieras, las cuales generarían nuevos productos y servicios adaptados a las nuevas necesidades de sus clientes.
Las fintech no son una amenaza para la banca, sino aliadas estratégicos dentro de la transformación digital.
Aquellas empresas que se apalanquen en las tecnologías financieras para dar el siguiente paso ganarán time-to-market y acapararán una mayor cuota del mercado. A nivel mundial, la banca y las fintech están formando alianzas que les permitan aprovechar el potencial de ambas esferas, es por ello que en el 2015 la inversión global en fintech aumentó un 75% hasta alcanzar los USD. 22.3 mil millones.
Dentro de estas cifras se encuentra América Latina, la cual tiene características que la vuelven un mercado atractivo, como por ejemplo 400 millones de usuarios de teléfonos móviles, según la consultora eMarketer; cobertura móvil 3G o superior para el 80% de usuarios de smartphone en 2020, afirma GSMA; y la posesión de, al menos, una cuenta bancaria por parte del 52% de la población adulta, asegura BSLatAm.
Cada uno de estos datos resalta el rápido crecimiento que están experimentando las tecnologías emergentes en la región y cómo el mercado está madurando para integrarse a las tendencias globales. Así se muestra como un sector lleno de oportunidades. “Hemos visto que dos tendencias que al inicio se mostraban equidistantes y transitando por caminos diferentes, ahora están trabajando en conjunto. Tanto la banca como las fintech han encontrado la forma de aportar valor al usuario y ese el objetivo del nuevo sistema financiero”, comenta Stephen Hennche, director de Business Development de Fisa Group.

Fintech más enfocadas en transferencias de dinero

De acuerdo al informe Fintech Adoption Index 2015 (fig. 1) de la consultora EY, los productos financieros que mayor uso están teniendo son las transferencias bancarias y los sistemas de pago, con 17.6%; seguidos de cerca por los ahorros e inversiones, con 16.7%.
El Global Fintech Report 2016 (fig.2) publicado por PWC también coincide con el hecho de que estos son los productos que mayor cambio están generando en la banca y que tendrán una amplia disrupción hasta 2020. Dentro de este estudio, se encuestaron a 544 ejecutivos de las principales instituciones financieras del mundo, quienes en un 75% consideran que las tecnologías financieras cambiarán las necesidades de sus clientes a través de una nueva oferta de productos y servicios. El 42% también mencionó que su impacto estará en mejorar la relación y construir relaciones de confianza con los consumidores, así como mejorar el negocio a través de capacidades operacionales sofisticadas.
América Latina se está convirtiendo en un mercado emergente de gran atractivo para las fintech.
Un ejemplo en la región de cómo entender y adaptarse a las nuevas demandas del mercado es la plataforma Omnia. En una primera instancia por la adaptabilidad que tiene para integrarse con sistemas legados, pero más allá de eso por sus aplicaciones modulares, enfocadas en puntos específicos sobre los que los productos y servicios financieros trabajan.
Bajo este enfoque, un banco puede implementar una o varias aplicaciones de Omnia, de acuerdo a su oferta de servicios y productos financieros, e ir aumentando su portafolio a razón de la demanda de sus clientes. Todo ello bajo un único sistema sobre el cual tener todo el control.

FUENTES

PWC Accenture Finnovista FINTECH100 eMarketer GSMA BSLatAm EY

SUSCRÍBETE
y recibe noticias de innovación financiera


             Acepto los Términos y Políticas de Privacidad

Open
Banking

DESCARGAR REPORTE

ARTICULOS RECIENTES