Fisa Group una empresa proveedora de soluciones tecnológicas para bancos y empresas ; Especialistas en Software Financiero , Core Bancario, Banca Multicanal, Digital y Retail Banking; Estamos en Mexico, Panama, Colombia, Peru, Ecuador, Chile, Bolivia, Paraguay, Argentina, República Dominicana, Honduras, Costa Rica y Latinoamérica

Cinco tendencias en la gestión de la tesorería empresarial

Cinco tendencias en la gestión de la tesorería empresarial
noticia / cc
La

transformación digital

de las organizaciones está en auge y demanda más y mejores soluciones. Los procesos financieros no son la excepción: la meta de los CFO y sus equipos es dedicarse más al diseño de

estrategias financieras

y menos a atender procesos rutinarios como pago de nóminas y proveedores, autorizaciones o búsqueda de financiamiento.
En este sentido, la

banca empresarial

tiene la oportunidad de ofrecer a sus clientes corporativos sistemas para que sus operaciones de pagos, cobranzas, financiamiento, inversiones y comercio exterior sean eficientes y ahorren recursos. Para que tales sistemas sean realmente innovadores, deben responder a las más recientes tendencias en la

gestión de tesorería

de las empresas.
  1. Optimización del flujo de caja
    Las faltas temporales de liquidez pueden entorpecer las operaciones de cualquier organización y, en última instancia, comprometer su viabilidad. Por tanto, es clave que las empresas tengan flujos de caja óptimos. Por fortuna, las nuevas herramientas digitales permiten administrar la liquidez y tener una gestión de caja rápida, transparente y rentable.
    En efecto, las empresas pueden optimizar su flujo de caja con plataformas tecnológicas financieras que les permiten adelantar cobros, aplazar pagos y controlar mejor los gastos.
  2. Inteligencia artificial
    y soluciones en la nube para asegurar la información

    Uno de los mayores temores de las empresas es que vulneren sus datos. De hecho, la información financiera es un blanco atractivo para ataques informáticos; por lo tanto, es necesario que los bancos ofrezcan a sus clientes empresariales tecnologías confiables que brinden transparencia y seguridad en procesos como inversiones, financiamiento, pagos o comercio exterior.
    En este sentido, la inteligencia artificial es una herramienta muy útil para evitar fraudes bancarios y asegurar los datos financieros, pues permite automatizar procesos y reducir el tiempo para analizar posibles intrusiones en el sistema.
    Otra tecnología clave son las soluciones en la nube. En el año 2021 su adopción por parte de los servicios financieros se expandió significativamente; estos servicios se han convencido de que con ellas es posible proteger el anonimato de los datos y evitar riesgos de fraude, como lo señaló Mark Crichton, director sénior de gestión de productos de seguridad de OneSpan.
  3. Autoservicio
    Los gerentes financieros de las empresas demandan cada vez más procesos automáticos y eficientes que reduzcan los costos asociados a la gestión de los recursos (personas, transporte, consultorías, entre otros).
    De allí que las plataformas tecnológicas financieras deban ofrecer a las empresas la posibilidad de autogestionar sus finanzas de manera integrada, con aplicaciones de negocio centralizadas en una sola herramienta, autorizaciones predeterminadas para los perfiles que lo requieran y procesos automatizados y organizados en agendas con recordatorios.
    Posibilitar la transformación de los
    procesos financieros
    en las empresas será clave para facilitar las decisiones en las empresas y mejorar la productividad y el crecimiento de las organizaciones.
  4. Diversificación de servicios
    Entre más opciones de pago ofrezcan las empresas a sus clientes, mayores serán sus ventas. En este sentido, las plataformas tecnológicas financieras pueden integrar sistemas de cobranzas como billeteras digitales, pagos con código QR, tecnología sin contacto o botones de pago en comercios electrónicos o páginas web, entre otros.
    La diversificación, especialmente en

    canales digitales

    , otorga mayor seguridad a los clientes finales, porque disminuye el uso del efectivo y favorece la portabilidad. Una tarjeta, un chip, un dispositivo inteligente o un wearable son herramientas seguras y portátiles con las que las personas pueden pagar cómodamente y las empresas gestionar sus cobros con facilidad.
    Algunos CFO sostienen que la transición tecnológica debe ser paulatina porque no todos los clientes están online. Sin embargo, la realidad dice lo contrario: un estudio de JP Morgan muestra que más del 99% de los clientes utiliza de una u otra forma servicios de banca en línea.
  5. Big data para la toma de decisiones
    Analizar datos es parte esencial del trabajo de los CFO. Por lo general, los datos financieros se han empleado para sacar conclusiones con información histórica, pero esto ha cambiado. Ahora el reto es tomar decisiones en tiempo real con la ayuda de los datos.
    Los bancos pueden ayudar a sus clientes corporativos a convertirse en organizaciones basadas en datos si les ofrecen servicios de gestión de pagos. Para ello pueden apostar por el open banking, pues las soluciones de terceros son ideales para satisfacer las necesidades de las tesorerías. Además, las empresas ya demandan estos servicios. Al 70% de los tesoreros corporativos les gustaría recibir de su banco una solución de tesorería, según un estudio de Finastra.
Todas las tendencias en una plataforma: Omnia
En el mercado es posible conseguir muchas opciones tecnológicas que respondan de manera independiente a estas cinco tendencias o que agrupen las necesidades empresariales internas, por un lado, y externas, por otro. Además, es común encontrar expertos en implementación o en soporte.
La opción ideal es tener todo en un solo lugar. Esa es la ventaja de la plataforma de transformación digital Omnia. Con ella los bancos pueden ofrecer a sus clientes empresariales una herramienta que centraliza sus plataformas financieras y comerciales en todos los canales, optimiza su flujo de caja, utiliza soluciones en la nube, garantiza el autoservicio, diversifica sus servicios y utiliza big data para tomar decisiones.
Omnia es una plataforma omnicanal que puede personalizarse y adaptarse a las necesidades financieras de cualquier organización. Omnia también garantiza la autogestión segura y ofrece el apoyo de personal plenamente capacitado, desde la implementación ágil del sistema hasta el soporte técnico.
Las funcionalidades de Omnia incluyen:
  • Cash Management: pagos de nómina, pagos a proveedores, cobranzas, reconciliación, cash pooling, forecasting.
  • Financiamiento: crédito a proveedores, factoring, confirming, garantías, leasing.
  • Inversión: trading, depósitos a plazos.
  • Comercio exterior: garantías, transferencias, cheques, cartas a crédito.
Todas estas opciones son autogestionables y utilizan soluciones en la nube y big data. Además, optimizan el flujo de caja para realizar pagos e inversiones, y ofrecen servicios diversificados para los procesos comerciales de los clientes empresariales de la banca. Todo en una sola plataforma.
Los gestores financieros de las empresas son cada vez más exigentes e independientes, y quieren soluciones integrales que les permitan controlar rápida y cómodamente las operaciones.
¿Te gustó nuestro contenido?
¡Compártelo!
También te puede interesar
noticia / cc
Integración de aplicaciones: aliada de la banca empresarial
La integración de aplicaciones: una aliada de la banca empresarial
noticia / cc
Personalización en la banca empresarial: primer paso para fidelización
La personalización en la banca empresarial: el primer paso para la fidelización