SOA: Construyendo servicios de TI con “legos inteligentes”

Artículo | Agosto 2016

Le ha tomado más de veinte años a la TI para establecer un esquema efectivo para el desarrollo y uso de software a gran escala. Esto es SOA: Arquitectura orientada a servicios. Desde una perspectiva empresarial, es más útil describirla como la construcción con bloques como “Legos” inteligentes. Se basa en los mismos principios que los bloques de lego: componentes que encajan fácilmente entre sí, que se pueden rearmar y que vienen en bloques o conjuntos básicos que forman un mundo distinto. Todas las piezas cuentan con un conector estandarizado —una interfaz— y se pueden construir diseños muy complejos con sus componentes. Hay un Taj Mahal de 5,922 piezas y con solo seis de esos bloques de 2 x 4 se pueden lograr 315,103,765 configuraciones.

Los servicios de TI son como piezas de lego inteligentes: componentes autónomos con software integrado que son reutilizables y que están conectados entre sí mediante interfaces de programación de aplicaciones —IPA (también conocidas como API por sus siglas en inglés). Cada componente modular tiene una función —un servicio— que se invoca cada vez que se necesita. La arquitectura orientada a servicios (SOA, por sus siglas en inglés) constituye la base de aplicaciones, cookies, mash-ups (aplicaciones web híbridas) y vínculos entre socios en servicios de coprestación. Un ejemplo sencillo es la función, que se ha convertido en un estándar, en un sitio web a la que los clientes pueden acceder para obtener información sobre el estado de su envío y que se vincula con la plataforma de TI de DHL, UPS, o de FedEx. Facebook, Amazon y eBay son básicamente una plataforma multiservicios masiva construida sobre complejos de interfaces de programación de aplicaciones. En la actualidad, los pagos estándar son básicamente una interfaz de programación de aplicaciones o API.

El banco que tenga un sistema central tradicional construido mediante diversos componentes tecnológicos, bases de datos dispares e interfaces caso por caso tiene ahora poco margen de movimiento en sus actividades comerciales — estos bancos están limitados en la gama de servicios que pueden ofrecer a sus clientes, la diversidad de socios con los que pueden interconectarse (minoristas, empresas de telecomunicaciones, compañías de seguros, clientes corporativos, etc.), y en la velocidad con la que pueden responder a los cambios del mercado.

El banco que tenga un sistema central tradicional tiene ahora poco margen de movimiento en sus actividades comerciales

Aquellos que han adoptado una plataforma de innovación basada en interfaces de programación de aplicaciones abiertas, así como en la modularidad y en juegos de herramientas de servicios web, pueden jugar en un terreno mucho más extenso. En palabras del Grupo Fisa, la plataforma es una garantía de futuro para sus negocios – “future-proof”. Con una plataforma flexible de este tipo el cambio se convierte en su aliado, no en una amenaza.

La SOA, como todo lo nuevo en TI, viene acompañada de mucho bombo publicitario pero también de grandes expectativas. Su uso y su impacto está creciendo, pero hay muchas cuestiones que deben resolverse —y así está sucediendo— para que sea un estándar tan aceptado como los sitios web. Muchas de estas cuestiones se relacionan con innovaciones en las telecomunicaciones y con eficiencia en las operaciones: opciones de computación en la nube, redes definidas por software (SDN, por sus siglas en inglés), herramientas de Big Data, estándares abiertos integrales y seguridad. En una escala del 0 al 100, la mejor práctica se sitúa en torno al 70% en la ruta de la innovación.

La SOA debe planificarse y explotarse como una orientación empresarial más que como una tecnología. Se trata de un plan operativo, de una heliografía (blueprint), de ahí el término "arquitectura". Lo que la hace tan poderosa es que por primera vez la innovación empresarial y los productos y servicios de la TI pueden trabajar en armonía. Desde una perspectiva empresarial, los servicios constituyen la base de la planificación, la priorización, la orientación al cliente y el desarrollo. Ningún ejecutivo necesita que se le recuerde cuánto tiempo se pierde cuando incluso una idea "sencilla" de TI debe enfrentarse a todos los plazos, a tantas complejidades y a enormes gastos relacionados a la TI creando una barrera a la innovación. Con el tiempo y gracias a una implementación minuciosa basada en el negocio, la SOA consigue eliminar esa barrera. Para la TI, libera talentos e imprime velocidad y agilidad; el 80% de los costos en TI en un banco típico se erogan para mantener viejos sistemas ya aquejados de cojera.

Lo que sí exige es un nuevo estilo de pensamiento y de conocimiento de herramientas con las que incluso muchos profesionales de la TI no están familiarizados o con las que no se sienten cómodos, y plantea retos tecnológicos que implican abandonar viejos sistemas e incluso descifrar cómo funcionan realmente los programas y asegurar la estandarización. Estas exigencias son importantes requisitos para renovar los sistemas centrales y poder innovar en la plataforma de servicios. Exigen una atención pormenorizada de parte de la dirección, así como la selección del proveedor del software y las capacidades de TI.

Dicho esto, para los actores líderes en materia de plataformas —todos los cuales cuentan con API listas para agregar operaciones bancarias a las ofertas que dirigen a sus clientes— se están reutilizando los servicios, integrándolos sobre la marcha, poniéndolos rápidamente a prueba en el mercado y adaptándolos, modificándolos o rediseñándolos. En los servicios financieros, USAA se destaca como el innovador basado en plataformas por excelencia, que ahora tiene la capacidad de utilizar el reconocimiento de voz en su banca móvil y reconfigurar en el acto lo que aparece en la pantalla del cliente en lugares con ancho de banda limitado, de manera que puede crear el conocimiento y la experiencia para estar presente cuando se dispare la demanda.

El 80% de los costos en TI en un banco típico se erogan para mantener viejos sistemas ya aquejados de cojera

Otros ejemplos evidentes son eBay, que está pasando cada vez más de los pagos por PayPal al crédito a los servicios de gestión financiera, y Google, cuya estrategia empresarial puede resumirse como - si tienes una plataforma, podrás viajar y seguir adelante. ¿Viajar a dónde? A cualquier sitio. Como en el caso de Google, hasta ahora esto ha incluido automóviles, empresas eléctricas, medios de comunicación, telecomunicaciones y servicios financieros.

Las plataformas de software basadas en SOA se están convirtiendo en el motor de lo que solían ser las sustituciones de sistemas bancarios centrales. Irónicamente, algunos de los principales proveedores de paquetes se enfrentan a los mismos retos que sus clientes bancarios: hacer que sus antiguos sistemas evolucionen para adaptarse a la nueva arquitectura. Los mejores ofrecen un recorrido de innovación sin baches para conservan elementos clave de la base operativa de TI mientras se posicionan para expandirse y crecer.

No existe una implementación de TI instantánea y la SOA es el camino, no la llegada a la fusión empresa/TI. Pero para los ejecutivos comerciales, el pensamiento SOA tiene que convertirse en parte de su agenda y de sus diálogos. Constituye la única forma de avanzar. No es exagerado afirmar que, dentro de tres años, el futuro de los bancos, y en muchos casos de la banca, se basará en las API.

Si desea conocer más información por favor póngase en contacto con nosotros: info@fisagrp.com

Conozca más sobre Omnia