Blockchain es indispensable para el futuro de la Banca

Artículo | Noviembre 2016

El crecimiento exponencial del comercio electrónico y las transacciones virtuales fue el origen del bitcoin, una nueva divisa que facilita las transferencias de valor, de forma rápida, a un bajo costo y, sobre todo, independiente y descentralizada, lo que implica que no depende de ningún estado, banco central o institución financiera.

Actualmente el bitcoin es una de las principales monedas virtuales, con un valor total, entre todos los bitcoins en existen, de USD 10 mil millones. Existen alrededor de otras 150 divisas de este tipo, con las que comparte mercado; cada una con su propia forma de manejo, estructura, diseño y métodos de seguridad.

Pero al ser sistemas virtuales, en esencia son susceptibles a ser vulnerados y hackeados; esta ha sido una de las principales preocupaciones que ha mantenido la industria financiera con respecto a las divisas virtuales. En el caso del bitcoin, las posibilidades de que una persona pueda ingresar al sistema y modificar el valor final son casi nulas, gracias a blockchain.

Blockchain o cadena de bloques es un método de seguridad a través del cual se crean bloques de información con los registros transaccionales que una persona realiza. A medida que más transacciones llevan a cabo, más bloques se van formando y cada uno está enlazado a su antecesor por medio de un código criptográfico, lo que permite recuperar la información si se pierde y verificar que no haya sido cambiada.

Esto solo es el comienzo, ya que hasta este punto, los bloques de información podrían ser modificados y alterados. Pero ¿qué pasaría si se distribuyen copias de estos bloques dentro de toda una red? Sería el consenso entre todos estos bloques distribuidos lo que permitirá modificarlos y alterar algunos cuantos no implicaría un riesgo porque depende de toda la cadena. Esto es lo que hace al bitcoin una divisa segura, su sustento en el blockchain.

Blockchain es la columna vertebral del bitcoin, la divisa virtual más popular en el mundo.

La socialización y el uso de los bitcoins han crecido debido a fintech que han desarrollado aplicaciones que facilitan su transaccionalidad, y que le permiten al público en general realizar pagos o transferencias de forma rápida y a un bajo costo. En Asia, la empresa fintech OnePay, eligió al sistema operativo MatchMove Wallet, como su plataforma para realizar pagos dentro de su aplicación OneBit. Al utilizar la tecnología blockchain, se eliminó por completo las comisiones, ya que se pueden realizar pagos desde cualquier divisa, incluidas las virtuales.

En el gráfico inferior se puede observar el crecimiento que el bitcoin ha tenido entre el 2009 y el 2016, en términos de uso.

De acuerdo a cifras de Capgemini, publicadas en su informe: Smart Contracts in Financial Services: Getting from Hype to Reality se genera un ahorro de entre USD $500 y USD $1.000 al año para los consumidores, ya que no existen comisiones bancarias.

Pero la banca no se ha quedado atrás, ya que el temor a una nueva divisa descentralizada e independiente ha sido rebasado por las oportunidades que implica para la transferencia y movimiento de fondos, mientras por detrás blockchain se encarga de resguardar la seguridad de la información. Tal como lo menciona Juan García Morgado, Senior Research Analyst en la consultora IDC Research, esta tecnología no solo elimina las ineficiencias inherentes a los sistemas actuales de pago, sino que los mejora.

Esto implica tanto un beneficio para el banco como para sus clientes. Desde el lado de la seguridad, se encuentra una reducción en los riesgos y fraudes que pueden generarse, ya que los bloques no pueden ser alterados en su totalidad.

Su seguridad se basa en la compartición de bloques de información para verificar si han existido cambios, se utilizan algoritmos y criptografía.

Mientras que por otro lado está la eficiencia y el ahorro por el hecho de que los sistemas de pagos tradicionales son costosos de mantener y, para realizar una transacción, requiere de la conexión con múltiples partes, lo que aumenta su valor. Al hablar de blockchain, hay que partir por mencionar que es una tecnología de código abierto, dejan de existir comisiones por el servicio y la verificación de los valores se realiza en tiempo real; lo que se reduce a una disminución en los costos operativos y aumento en la agilidad para realizar transferencias.

Esto, sustentado a un mercado emergente, como es el de los pagos a través de monedas virtuales ha llamado la atención de toda la industria financiera y los datos pueden corroborar su crecimiento. ConDesk, un medio global enfocado en información sobre divisas digitales, menciona que el número de carteras de bitcoin se ha duplicado desde el 2014, cuando existían 7.4 millones, mientras hoy en día son más de 12.8 millones; con un crecimiento de 50% de transacciones diarias. Así también ha existido un crecimiento en la cantidad de cajeros automáticos de bitcoins, como se demuestra en la siguiente gráfica, la cual va desde inicios del 2014 y continúa hasta finales del 2015. Cada uno de los colores identifica a una línea de cajeros para comprar y vender bitcoins, desde una billetera vitual.

Esto demuestra un crecimiento que seguirá aumentando en los próximos años, especialmente para el bitcoin, que se ha mantenido como la principal divisa. Parte de este éxito se debe a su propia arquitectura, el blockchain. Y la banca lo está viendo venir, es por ello que se ha creado alianzas entre diferentes compañías financieras, con el fin de explorar las posibilidades de esta tecnología. Una de ellas se ha dado entre el Banco Santander, con presencia en gran parte de Latinoamérica, además de UBS, BNYMellon y Deutsche Bank, entre quienes han promovido la creación de su propia moneda virtual.

Tras un estudio realizado por el Banco Santander, se ha previsto que el uso de la tecnología blockchain implique un ahorro de USD. $20 mil millones en el sector para 2020.

A principios de diciembre de 2016, se realizará en Colombia la primera conferencia en Latinoamérica sobre blockchain. Su enfoque está orientado al rol de esta tecnología dentro de la banca y el mercado de valores, y entre los asistentes se presentarán altos ejecutivos y gerentes de la industria. Desde la perspectiva de Viviana Beltrán, una de las principales organizadoras del evento, la importancia de implementar blockchain está en asegurar la conectividad global, la competitividad y optimizar recursos tecnológicos; lo que implicará un mercado atractivo para la inversión extranjera.

Por su parte, la firma global de consultoría e investigación tecnológica, Ovum, publicó en septiembre 2016 los resultados de su encuesta Corporate Treasurer, en la cual se menciona que el 75% de corporaciones en África y América Latina están interesadas en soluciones de blockchain. Uno de los bancos que ha buscado anticiparse ha sido Banco Bradesco, el cual ha anunciado un plan piloto para iniciar una billetera digital utilizando blockchain.

Existe un gran potencial para la banca, ya que elimina los intermediarios de los sistemas tradicionales de transferencia, lo que les permite ahorrar dinero a las instituciones y a los clientes.

Esto genera un nuevo horizonte para propiciar la innovación dentro de la banca, menciona Stephen Hennche, director de Business Development de Fisa Group, y agrega “Desde el lado de las empresas desarrolladoras de software, vemos la necesidad de adaptarnos de forma ágil y eficiente hacia estos nuevos paradigmas y, sobre todo, de proveer soluciones aptas a estas nuevas necesidades”.

Omnia Business Platform tiene la flexibilidad para integrar estas nuevas tecnologías dentro de su arquitectura, en la medida que el cliente lo requiera. Fisa Group cuenta con experiencia en más de 100 proyectos con entidades financieras de América Latina y Europa.

Conozca más sobre Omnia